Bella Milano

Italia en el paladar

Encontramos un plan en pareja, que nos resultó delicioso y agradable.

 

Lo mejor de hacer un plan en pareja, es poder probar y encontrar lugares diferentes, agradables.

Que nos hagan sentir bien a ambos, y que luego nos apetezca repetir, crear más recuerdos.

Valencia nos ha regalado muchos y muy buenos recuerdos. 

Anécdotas, y situaciones, lugares, personas, segundos valiosos que nos hacen sonreír cuando vuelven a nuestra mente.

En uno de nuestros paseos por sus calles, en el que habíamos visitado la Ciudad de las Artes y las Ciencias, bajamos por Pont l’Assut de l’Or. Luego nos encaminamos hacia la Avenida del Puerto, con intención de bajar hasta el puerto y comer por allí.

Teníamos un plan en pareja, y era disfrutar tranquilamente de Valencia.

 

Pero cuando estábamos en la esquina de Eivissa con Avenida del puerto, nos encontramos un señor que vendía cupones de la ONCE. Así que nos paramos a comprarle un número.

El hombre comenzó a conversar con nosotros, y como no teníamos prisa y estábamos muy bien con él, pues estuvimos un rato.

Nos preguntó si éramos de la zona, que ya se nos veía que no. Casualidades de la vida, este hombre es de un pueblo de Barcelona, muy cercano al nuestro. Nos comentó que llevaba ya más de veinte años en Valencia, que llegó y se enamoró del lugar, y al poco, del amor de su vida.

Y a mí, que me gusta una historia romántica más que una de mis leuchtturm1917 (que relleno como una posesa, siempre que puedo). Pues embobada, cogida de la mano de mi churri, completamente enternecida.

En un momento dado, el hombre como que cayó que llevábamos un rato hablando — Hosti¡¡ Es la hora de comer y yo hablando sin parar. Mal… —

Aprovechamos a preguntarle un restaurante o bar en el que comer, y me encantó su pregunta: — ¿Pero queréis saciar la “panxa” o comer como dios manda? Porque conozco de todo ¿eh?—

Mi costillita que para eso del hambre es más rápido que yo, le contestó enseguida que comer como dios manda, pero algo normalito y eso sí, bueno.

un plan en pareja delicioso plato bella milano

Y nos recomendó un restaurante italiano que se llama Bella Milano.

 

Nos indicó como ir, y luego Pep se despidió de nosotros.

Una recomendación de las mejores.

El lugar es un local sin muchas pretensiones, moderno, funcional, sin objetos recargados. Claridad y comodidad, serían las palabras apropiadas.

La atención estupenda, un chico muy amable se hizo cargo de atendernos y de recomendarnos según le preguntamos.

La comida genial.

Todos son platos típicos italianos, elaborados con arte, con cariño y con la cantidad adecuada para salir más que satisfechos.

Así que después de la pitanza, regada con un buen vino recomendado.

Nos fuimos con una sonrisa de oreja a oreja. 

A descansar un poco, para preparar el siguiente plan en pareja para después de la siesta.

¿Habéis estado? ¿Qué os ha parecido? ¿Qué recomendáis?

Puntuar y escribir una reseña

You have to agree to the comment policy.

Carrer de les Illes Canàries 181
València 46023 Comunidad Valenciana ES
Obtener indicaciones
Horarios Todos los días de 13:30–16:00 20:30–24:00

Suscríbete a la Newsletter