Equus Aventura

Equus Aventura

Dicen que los caballos son los animales más nobles, y que una vez que aprendes a amarlos, tu vida cambia irremediablemente para bien. Y que trotar en pareja, es una terapia estupenda para la relación. 

Trotar en pareja, es fantástico, toda una experiencia. Pero me costó, ya que les tenía miedo a los caballos.

De pequeña no tuve buena experiencia con caballos.

Te lo cuento, (sí, es lo que tiene que me guste escribir)

Era pequeña, unos 7 u 8 años, gordita, torpe (en eso no he cambiado demasiado, fíjate que cosas), y era navidad.

Como cada año, mi madre nos llevaba al salón de la Infancia, en la Fira de la Infancia i la Juventud de Barcelona.

Y durante una hora, estuve haciendo cola para dar una vuelta sobre un caballo.

Empezamos mal, porque el pobre estaba ya hasta los cascos de tanto niño (o eso creo, porque no se les veía muy entusiasmados con todo el follón que había), y encima algún gracioso tiró un petardo cerca, justo, justo, en el momento que me tocaba subir sobre la yegua que me habían asignado.

Me costó la vida subirme (lo dicho, pelín torpe), y me parece que mis botas de agua, con tacón de plástico no ayudaban. Así que estuve incómoda yo, e incómoda la yegua, eso lo tengo claro, y les cogí miedo.

trotar-en-pareja

Hace poco, y gracias a mi trabajo, he podido cambiar ese miedo por admiración.

Mi pareja, consciente de mi historia, me regaló una ruta a caballo junto a él, en uno de los lugares más bonitos de nuestra zona, el Montseny.

Contrató un paseo de iniciación en Equus Aventura. Allí la profesora, nos trató de forma maravillosa. Le puse en antecedentes sobre mi experiencia, y me ayudó a que el paseo fuese magnífico.

Seleccionó una yegua muy calma, preciosa y equilibrada, y me ayudó a acercarme a ella. Con paciencia y con una experiencia en el trato con caballos que se notaba con cada uno de sus gestos.

La ruta, fantástica. El Montseny nos regala unas imágenes preciosas en todo momento. Un camino agradable y bien estudiado, y una pequeña clase de equitación antes del paseo.

Nos facilitaron el material necesario, y un monitor que hizo que el paseo fuese una experiencia inolvidable.

Siempre con la profesionalidad que le caracteriza, y toda la seguridad necesaria, para que nada más nos preocupásemos de disfrutar.

Y trotar en pareja, con el apoyo y el cariño de mi costillita… Pues que quieres que te diga, que le quise un poco más si cabe.

Y todo, por un precio más que razonable.

Sé que esta es una experiencia personal. Pero piensa, si para mí que le tenía un poco de miedo al caballo, resultó una experiencia enriquecedora y romántica. ¿Qué maravillas puedes disfrutar con tu pareja, tú, que ya amas a los caballos? ¿o tú, que quieres hacer algo tan romántico al aire libre?

Probadlo, repetiréis (nosotros vamos a repetir en breve)

Puntuar y escribir una reseña

You have to agree to the comment policy.

Horario: Lunes cerrado Martes - Domingo: Según planes

Suscríbete a la Newsletter