Faunia

Cocodrila Dandee

El pasar un día a buen precio en pareja, fue de lo más revelador.

Ser Cocodrila Dandee a buen precio en pareja, es de lo más divertido.

 

Vale, ya sé que no existe la palabra “cocodrila”. Pero no es un error ortográfico, es que me sentí en la versión femenina de “Cocodrilo Dundee”. (si no sabes de que peli te estoy hablando, es que eres demasiado joven, no que yo sea mayor, ¿Entendido? :P)

En Faunia, podemos encontrar todo lo necesario para sentirnos como auténticos exploradores,. Interactuar con diferentes animales, siempre desde el respeto y el cuidado que exige el poder tratar con ellos. Y no importa la edad que tengamos, vamos a disfrutar como niños.

Nos encantó dar un paseo por el parque, disfrutar de los animales, e interactuar con ellos.

Como hacía bueno, muy muy muy bueno, nos apuntamos para interactuar con los lobos marinos. Fantásticos, encantadores, la cuidadora un amor de chica, la experiencia absolutamente interesante. Un apunte, no acerquéis demasiado la cara a la suya, porque les huele “pelín fuerte” el aliento (a pescado de hace un par de semanas).

También alimentamos a los Loris arcoiris y a los Turacos. Son muy graciosos y divertidos.

buen precio en pareja

Pero lo mejor de la visita, fue alimentar a los cocodrilos.

 

La verdad es que pensé que no me iba a atrever, porque son unos animales que imponen muchísimo.

Por suerte es una actividad que en realidad la realizan los cuidadores. Y las personas que queremos, podemos hacerlo desde una zona segura. Tras una venta en la que podemos alargar la mano para lanzar la comida.

De no ser así, sería imposible, porque para parecer tan lentos, y tan rígidos, hay que ver cómo se mueven si les apetece comer lo que les lanzas.

Al estar tan cerca, ver su fuerza y cómo me miraban, como si supieran que me dan un respeto importante. Me sentí muy pequeña, y a la vez muy grande. Podía acercarme y darles comida, pero de no ser por la zona segura, la comida sería yo, sin duda alguna.

En fin, mi churri disfrutó también como un loco, de haber sido por él, se hubiera metido en la zona de los cocodrilos para poder acariciarlos, y probar si pesan tanto como parece. Por suerte, estoy para decirle que como se le ocurra, la tenemos. (Hay que guardar el equilibrio)

Quiero repetir pronto, a ver si la primavera que viene podemos.

Mi churri, yo y los cocodrilos…..

Puntuar y escribir una reseña

You have to agree to the comment policy.

Avenida Comunidades 28
Madrid 28032 Comunidad de Madrid ES
Obtener indicaciones
Fines de semana y festivos de 10:30 a 16h Resto dependiendo del calendario

Suscríbete a la Newsletter