Restaurante Blanqueries

Maravillas culinarias de temporada

Disfrutamos de una estupenda cena romántica en pareja.

 

Hoy no me voy por las ramas, si vives o vas a Valencia, y quieres tener una cena romántica en pareja. En uno de esos planes que nos gusta hacer a las parejas, entre los que encaja una cena, en un lugar especial. No te puedes perder Blanqueries.

Ea¡ Ya lo he dicho, así del tirón. ¿A que parece un anuncio de esos que salen por la radio?.

Pero no, no es un anuncio. Es una recomendación, hecha por mi pareja y por mi. En este caso mi pareja me ha amenazado de pasotismo ante mi próximo capricho si no hablaba de Blanqueries. Y lo hacemos para vosotr@s, para que lo disfrutéis mucho y bien.

Esta vez no fue casualidad nuestra cena en este estupendo restaurante. Nada más lejos de la realidad.

 

Yo estaba liada intentando avanzar en mi nuevo libro, que va más lento de lo que esperaba. Eso de tener que comer a diario y pagar facturas es lo que tiene, que hay que currar. Estábamos en casa de Laura en Valencia. Ella estaba renderizando unas escenas de su film, y mi costillita ese día había acabado pronto con su trabajo.

Me dijo de ir a cenar y a dar una vuelta, pero no me apetecía, me encontraba algo frustrada por no haber apuntado la idea que el día anterior me había parecido genial. Y no acordarme en ese momento me estaba poniendo de mala hostia.

Él, tan tranquilo como siempre, me dejó en la habitación a mi bola, peleándome conmigo misma, y desapareció por un buen rato.

No recuerdo cuánto rato estuve elucubrando, investigando y haciendo apuntes. Pero Laura entró en la habitación, y me dijo que ella se tenía que ir. Había quedado y que ya nos veríamos al día siguiente.

Me preguntó muy dulcemente si me había mosqueado con mi pareja. Por lo visto se había pasado mucho rato en silencio mirando algo en el móvil, y que estaba raro.

Le comenté que no, y al poco se marchó.

Me dejó con la mosca tras la oreja. Cómo es cierto que le había contestado quizás algo ruda, cuando me había dicho de hacer planes, pues pensé que se había mosqueado él.

Recogí mis apuntes y mis cosas, cerré mi portátil, y me dispuse a pedirle disculpas por mi mal humor. Cuando salí me lo encontré con una sonrisa en la cara, y me despistó del todo.

Me preguntó si ya había acabado por el momento. Asentí y me preguntó si me apetecía salir a despejar la mente.

Mi cara era una mezcla de “¿Es coña?” y de “¿Tan cabreado?”. Pero por lo visto a veces mi costillita es mucho más persona de lo que me imagino.

Él no se había tomado mi contestación rancia, de forma negativa. Sencillamente le supo mal verme estresada con algo que amo.

Así que se había dedicado a buscar un lugar por el que pasear, que me gustase. Para después invitarme a un restaurante chulo y tener una cena romántica en pareja.

 

cena romántica en pareja Blanqueries Valencia

Así que nos pusimos guapetones, y nos fuimos a pasear. Recorrimos unos jardines preciosos, llenos de lavanda. Pasamos por las Torres Serranos, y muy cerquita, entramos en el restaurante Blanqueries.

Un lugar precioso, acogedor, con una iluminación perfecta. Una atención exquisita y una comida sublime.

 

Me gustó especialmente (sí, soy rara) que tengan diferentes tipos de sillas en cada mesa. Mira puede ser una chorrada, pero me llamó la atención y lógicamente escogí la que me pareció más cómoda.

¿Sabes lo bien que sienta eso de pasear con tu pareja, después de un día duro, o un momento frustrante como el que tuve? Mi costillita es un amor. Y ya cuando me llevó a ese magnífico restaurante, y tuvimos nuestra cena romántica en pareja, recordé porque lo quiero tanto.

Es comida de temporada, o lo que es lo mismo, la comida con los productos del mercado, que están es su punto justo de maduración. Ni verdes madurados en cámaras, ni maduros que se han pasado ves a saber dónde.

Ese producto que nos enseñaron en casa, cuando éramos pequeños, que es el mejor para hacer la mejor comida, al precio más adecuado, y con las propiedades más sanas.

Y si encima te lo presentan con tanto mimo y tanto cariño, ya la cena se convierte en una experiencia fantástica.

Os lo digo con conocimiento de causa.

Amar esa saber disfrutar de los pequeños placeres, junto a la persona adecuada.

¿Habéis estado? ¿Os ha gustado? ¿Qué nos recomendáis?

1 opinión

  1. Recomendado 100%

    La verdad que a priori nos costó bastante decidir sobre este sitio ya que no lo acabábamos de ver “muy romántico”, pero decidimos probar… y la verdad un 10! Trato super humano y nos pusieron en una mesa apartada que estábamos genial! Repetiremos

Puntuar y escribir una reseña

You have to agree to the comment policy.

Carrer de la Blanqueria 12
València 46003 Comunidad Valenciana ES
Obtener indicaciones
Horarios: Lunes : cerrado De Martes a Sábado: 13:30–16:30 20:30–23:30 Domingo: 13:30–16:30

Suscríbete a la Newsletter